Blog

  • | Marketing Digital |

    Qué me pongo o cuando el vestuario (web) sí importa

    Sabemos que hacer deporte es muy sano, y a veces hasta decidimos practicar un poco. Para ello nos vestimos de forma especial, porque cada deporte implica unas “herramientas”. Sólo con mirarlo sabemos si el vecino que madruga los domingos va a hacer ciclismo o natación; con sus mallas y su bicicleta no creo que vaya a natación…Ahora piensa en el running y el esquí ¿se puede hacer con la misma ropa? Sí, ¿es lo mejor? Creo que no.
    Pues lo mismo sucede con una web. Cuando comenzamos a analizar cómo vamos a construir una web, previamente la estudiamos para saber qué nivel de complejidad necesita y cuál será la mejor forma de “vestirla”.
    Para ello clasificamos las webs en tres niveles, según su complejidad, en los que analizamos una serie de criterios: 

    SEGÚN SU ESTRUCTURA

    · Si será estática o no (si va a haber noticias en portada, actualización de slides, etc)
    · La cantidad de urls
    · La cantidad de plantillas

    SEGÚN SU DISEÑO

    El diseño es el resultado de un estudio de marketing en base a la esencia de la empresa (misión , sector, ventajas competitivas, objetivos de la empresa en comunicación, públicos a los que se dirige):
    · Si hay una identidad gráfica o hay que crearla
    · Cantidad de contenido de texto
    · Imágenes (si hay propias o hay que proveerlas)

    TIPO DE PROGRAMACIÓN

    La cantidad de herramientas de programación incrementan el tiempo de trabajo. Además, dentro de cada herramienta hay diversas modalidades, con mayor o menor complejidad. Estas son algunas herramientas que se pueden incluir en una web:

    · Multiidioma
    · Con un sistema de base de datos personalizadas
    · Buscador taxonómico
    · Intranet para socios con información personalizada
    · Chat Online comercial
    · Tarifario relacionado con los usuarios
    · Newsletter propio
    · E - Commerce

    Como veis, la complejidad de una web también está relacionada con el tipo de producto o servicio que ofrezcamos. Habrá veces en las que con un look sencillo y directo como unas zapatillas y un pantalón corto tendremos todo lo necesario. Como en webs personales donde nos centramos en la presentación del protagonista y no habrán diferentes productos que gestionar o información actualizada día a día. Pero habrá otras veces que tendremos que sacar nuestras herramientas (como al hacer esquí: botas, esquís, guantes, gorro, palos…) para llevar nuestra web más allá y hacerla multiidioma, con una intranet personalizada, noticias, etc.

    Por todo ello, un buen análisis inicial siempre es crucial, ¡no te vayas a llevar bañador a la montaña!

     

    Patricia Ballesteros (Diseño gráfico en Beanet)

  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    

    Contacta con nosotros en:

    info@beanet.es

    629228082

    Síguenos en:

    Linkedin y Twitter