Blog

  • | Formación Marketing |

    Marketing de Contenidos para principiantes

    Da igual lo mucho o lo poco que sepamos sobre marketing. Con esta guía de Marketing de Contenidos para principiantes, el Marketing de Contenidos se va a meter en nuestras cabezas, y en nuestra estrategia de marketing sí o sí. El contenido, cada vez más, es el rey. Y dominar una sencillas técnicas para aprovecharlo en nuestro beneficio está en nuestras manos.

    Pero empecemos por el principio.

    ¿Qué es el Marketing de Contenidos? Muy sencillo, es el conjunto de técnicas para atraer al cliente hacia nuestra marca (web, blog, redes sociales, email marketing) utilizando para ello el contenido.

    • No es publicidad
    • No lo consideramos spam
    • Nos interesa

    Ya no somos nosotros quienes buscamos (e incluso perseguimos) al cliente. Ahora el cliente nos encuentra gracias a contenido de calidad publicado por nosotros.

    A partir de este concepto, surgen innumerables dudas para todos aquellos que os acercáis por primera vez al marketing de contenidos.

    ¿Qué contenido publico?, ¿cuándo?, ¿dónde?, ¿cómo encuentro contenido interesante? Y lo más difícil, ¿qué le interesa a mi cliente potencial?

    Esta guía de Marketing de Contenidos para principiantes tiene la respuesta. Si elaboramos la estrategia de contenidos adecuada, cada una de estas dudas quedará resuelta a lo largo del proceso.

    Paso 1: conoce a tu cliente potencial. Es lo que se denomina el buyer persona (en esta guía de Marketing de Contenidos para principiantes vais a encontrar algunas palabras técnicas, pero os las vamos a traducir al lenguaje coloquial para que siempre sepáis de qué estamos hablando). Esta parte del proceso, una de las más importantes, también puede ser de las más divertidas. Nuestro buyer persona será fruto de un análisis exhaustivo del nuestros clientes actuales+ clientes potenciales+clientes de la competencia+concepto de clientes que tiene el equipo de ventas+concepto de clientes que tiene el equipo de marketing..... Como veis, cuanto más profundo sea el análisis inicial, más sencillo será construir el retrato robot de ese cliente potencial: quién es, edad, situación personal, profesión, aficiones, redes sociales en las que interactúa y tantas características como queramos añadirle.

    Paso 2: conócete a ti mismo. Es tan importante como conocer a tu público. Toca entonces, hacer un ejercicio de introspección y saber quiénes somos. Un sencillo análisis DAFO (debilidades, fortalezas, amenazas y oportunidades) os ayudará a conseguirlo. Ello implicará, analizar también a la competencia y el mercado.

    Paso 3: define tus objetivos. En función de ellos, se planteará una u otra estrategia de contenidos. No es lo mismo que una empresa pequeña quiera darse a conocer como marca que una empresa consolidada quiera impulsar una de sus divisiones, mejorar o dar visibilidad a su RSC o lanzar un nuevo producto. Cada uno de estos objetivos requerirá de una o varias estrategias diferentes.

    Paso 4: elabora un calendario de contenidos. Para empezar, recomendamos trabajar con una hoja de excel que debe incluir, como mínimo, estas secciones: 

                  - Categorías de contenido y subcategorías

                  - Redes sociales (una pestaña por red social): día de publicación y contenido a publicar

                  - Blog: día de publicación (semanal/mensual) y contenido a publicar

    Paso 5: ¿dónde encuentro la información? La podemos encontrar en diferentes fuentes, pero sin duda, la principal debe ser nuestra propia web. Además, no olvidemos consultar las webs de la competencia, blogs especializados en temas afines a nuestra empresa o marca, revistas del sector, redes sociales. Lo difícil no es encontrar información, sino conseguir que no se nos "escape" nada interesante. Para ello podemos recurrir a los buscadores de noticias tipo Meneame (de carácter general) o The Twitter Times ( recoge noticias y comentarios aparecidos en Twitter).

    También podemos utilizar los sindicadores de contenidos que nos permitirán "almacenar" toda aquella información que nos interese y leerla después, cuando podamos o necesitemos ideas de contenido. Por ejemplo, Feedly o The Old Reader. Una vez hemos seleccionado qué fuentes queremos seguir, nos aparecerán como si se tratase de la bandeja de entrada de un correo electrónico, ordenadas por fecha y categorías.

    Paso 6: manos a la obra. Creando el primer post. Ya os hablábamos en otro de nuestros artículos de la importancia de la ortografía y la gramática a la hora de hacer que un mensaje sea más efectivo. Os invitamos a volver a leerlo.

    Una vez que esta premisa está clara y que contamos con una planificación de contenidos, vamos a tener en cuenta una serie de aspectos para conseguir un artículo atrayente para el lector (y posible futuro cliente).

    - Estructura del artículo: Título atrayente (no vale cualquiera, hay que ser creativo a la vez que incluimos la palabra clave en la que se fundamenta el artículo; si la creatividad no es lo tuyo, tendrás que dedicarle un ratito)+ Párrafos cortos, formados por frases sencillas (claridad en el mensaje)+ Conclusión con una llamada a la acción (visita la web para más información, compra mis productos, contrata mis servicios....). Incluye siempre al menos un link a otra página de tu web, según la temática del artículo.

    - Equilibrio entre creatividad y SEO: cualquier editor de texto (nosotros trabajamos con WordPress) cuenta con plugins para analizar el SEO de los artículos que publicamos. Siguiendo sus sencillas instrucciones, estaremos creando artículos perfectos para posicionar en buscadores. Pero, con eso no basta. Tenemos que ser creativos y correctos en la redacción de nuestros artículos para que los lectores se sientan atraídos por nuestro contenido. De nada sirve ser los primeros en Google si no conseguimos interesar al lector/cliente y atraerle hacia nuestro blog.

    - Elección de la imagen más adecuada: no sirve con coger la primera imagen que Google nos ofrezca. En primer lugar porque hay que escoger una libre de derechos. Y en segundo lugar, porque hay que "currarse un poco más" la imagen de nuestro post. Existen muchos bancos de imágenes gratuitos. En este post analizábamos algunos de ellos. Recordad que una imagen vale más que mil palabras

    - Utiliza negritas, cursivas, enumeraciones: harán más ameno el artículo y resaltarán puntos de interés.

    Paso 7 : comparte tu artículo. De nada servirá haber escrito el mejor artículo del mundo si no se lo contamos a nuestros contactos. Una vez escrito, hay que moverlo en redes sociales, a través de newsletters, en caso de que enviemos de manera habitual. O incluso aprovechar un email a nuestros clientes para recomendarles su lectura, siempre y cuando les pueda resultar interesante. No queremos ser considerados spam, ¿verdad?. Y no olvidemos que no sólo hay que compartir una vez el artículo y olvidarnos de él. Aunque publiquemos nuevos artículos, demos más oportunidades a los antiguos, ya que, salvo que se trate de un tema muy estacional, habitualmente podremos hacer referencia a ellos en varias ocasiones.

    Como veis, esta guía de Marketing de Contenidos para principiantes, explica de manera sencilla, como utilizar el Marketing de Contenidos para conseguir visitas y nuevos clientes potenciales, sin resultar intrusivos ni spamers. Serán ellos quienes nos busquen si somos capaces de crear el contenido adecuado. Y si no lo vemos claro, siempre podremos recurrir a profesionales que nos enseñen a hacerlo, nos asesores o lo hagan por nosotros.

     

     

  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    

    Contacta con nosotros en:

    info@beanet.es

    629228082

    Síguenos en:

    Linkedin y Twitter